jueves, 23 de agosto de 2018


Hola bienvenido, estas entrando a una zona de Ciencia Ficción, aquí encontrarás las historias de RANKU un personaje tan especial, que cuando salió su primera obra, de cuando él tenía 30 años, muchos lectores se pusieron en contacto conmigo, para saber cómo había adquirido Ranku sus habilidades, en dónde había estudiado, porque le decían el hombre de acero.

Ahí empezó la leyenda y La Saga de Ranku, que junto con sus amigos Sunan y Aya. Realizan proezas increíbles en Timun y sus alrededores, en su escuela, La Gran Biblioteca de Timun, donde desarrollan sus habilidades a un nivel que dejan asombrados a los Maestros y alumnos, así como a todas las personas que los conocen. 
Aquí veras como aprenden a desarrollar sus habilidades de Meditación Trascendental, su destreza en todas las Artes Marciales, el Don de Escribir Libros del pasado.
y muchas más habilidades que iras descubriendo.
En este Blog podrás leer  el primer capítulo de cada obra, para que conozcas la interesante vida de Ranku.

Aquí te presentamos las Portadas que conforman la Saga inicial de Ranku, pero no te preocupes, faltan muchas más aventuras, que aún están en el tintero.

Ranku de Begining en inglés.

Ranku El Principio en español

Ranku II La Isla de los Caníbales.

Ranku III Las Arañas Rojas

Los Escritores de Libros, el tremendo viaje que un Ranku adulto nos lleva a conocer otras provincias de sobrevivientes de la Gran Guerra.

martes, 14 de agosto de 2018




RANKU II   LA ISLA DE LOS CANÍBALES


Capítulo I
            La  Transición
Regresaron todos contentos y felices a casa de Angong.
Después de haber encontrado una casa tan hermosa para los padres de Ranku, Muy y Anhu, cuando divisaron a Malai, la Maestra qué reclutó a los niños, con Rasu su tutor esperándolos. ¬ Maestra Malai ¿A que debemos el honor de su visita? Dijo Angong la madre de Sunan, con una caravana. Ella se la devolvió y se dirigió a los demás, que correspondieron.
¬No quería que se fueran sin saber, que mañana saldrán los niños acompañados de Rasu, serán doce alumnos, cinco tutores, cuatro maestros y la tripulación del Barco,  en un viaje por mar, dónde serán necesarias sus habilidades. ¬ No son muy chicos para eso, dijo Wattana la madre de Aya angustiada.¬ ¿De cuánto tiempo hablamos? maestra Malai, dijo Muy.         ¬ Esperamos que sea por 20 o 30 días. E irían con  marineros de armas y El Capitán Garona, que creo que usted lo conoce Sargento Muy. ¬ Si claro, eso me da confianza, es un hombre recio y justo. ¬ ¿Y cuál es el motivo del viaje? Dijo Wu el padre de Aya, con la voz calmada. ¬ Primero que nada es ejercitarse y aprender en la vida del mar y el segundo es confidencial, una vez que se confirme, todos tendrán la libertad de comentarlo con ustedes o no, todo depende.                               
      ¬ Agradecemos su sinceridad Maestra, no gusta un té o algo de cenar, ¬ Se los agradezco, pero debo estar en las casas de los demás reclutados, les hizo una caravana y  agregó.¬ Rasu les dirá horario, vestimenta y equipo que deberán llevar y el que la escuela les proporcionara. – Mañana saldrán casi juntos Sargento Muy, pero en sentido contrario. Ustedes al norte y nuestro barco al sur. Muy interesante pensó Muy, en sentido contrario no hay islas habitadas o eso creíamos.
                    Todos se metieron a medio cenar, ya que casi todos  habían comido antojitos y dulces, mientras los niños hablaban emocionados del viaje los padres lo hacían con preocupación.
Les voy a preparar comida de reserva, nunca saben lo que va a pasar dijo Angong, ¬muy bien pensado dijo Muy, -Anhu tu ayudale, que hagan raciones como me las haces a mí. ¬Me parece muy bien y las tres mujeres se dirigieron a la cocina.
Muy y Wu se quedaron con los niños.¬ Oigan niños, hasta donde yo sé, no hay islas habitadas hacia el sur, Timur es la Capital y hasta aquí se quedaron los últimos sobrevivientes, se hicieron muchas expediciones hacia los cuatro puntos cardinales y solamente hasta las Provincias Zelandesas se encontraron habitantes organizados. Dijo Muy.¬ Si y en el norte. Yala nuestra Provincia también fue la última población organizada, ya que nosotros habíamos integrado a las últimas poblaciones aisladas del norte. Agrego Wu
¬Y eso significa ¿qué? Dijo Sunan. ¬ Muy le despeinó la cabeza y le dijo¬ Que seguramente este es un viaje de chequeo de alguna noticia  o actividad al sur o búsqueda peligrosa, que requiere las habilidades que usaron en El   Hormiguero.
            ¬ ¡Qué emoción dijo Sunan! Vamos a lo desconocido, ¬ Shhhh. Le dijo Muy para que bajara la voz, yo los entiendo, que sea excitante ese viaje, pero es más importante el aquí y el ahora, - recuérdenlo siempre alertas y adelantándose a los acontecimientos, si ven peligro se ponen a salvo y según vean la situación, deciden que hacer, ya sabemos que ustedes juntos tienen muchas habilidades, pero eso no les garantiza la vida, una fecha perdida, un puñal, una caída al agua.
                   Los comentarios de Muy los hicieron pensar y cada uno asimiló la información de manera diferente.
                    Aya dijo¬ Ya me dio miedo. ¬ Qué te dije Aya, Dijo Ranku    ¬ tú eres la persona más poderosa que conozco, sin ti no hubiéramos hecho ni la mitad de las cosas. ¬ Si eso dices pero todavía no me convenzo, Sunan dijo ¬ Recuerden lo que dijo La Maestra Malai los tres juntos somos más fuertes que nadie.
¬Por eso deben ser siempre los que estén libres y en mejor posición, para ayudar a los demás lo mejor posible, dijo Muy. ¬Bueno vayan a preparar sus cosas con Rasu. ¬ Por cierto Rasu, ¿tú vas al viaje? ¬ Sí, como tutor y por si alguien de los elegidos no pudiera ir. Asumiría sus deberes   ¬ ¿Y hacen muchos viajes?   ¬ Si, yo he hecho 5, uno por cada año, ya el próximo año me deben ascender si no, me toca La Biblioteca.¬ Y, que hacen normalmente en estos viajes, insistió Muy.
             ¬Generalmente buscamos islas, habitantes, evaluamos la fauna y la flora de esas islas y hacemos ejercicios de defensa y ataque. ¬Y eso porqué, dijo Muy. ¬ Por lo del último viaje y el asunto de los piratas, el Rector Guindaho les llamó la atención a todos los tripulantes, sobre todo después de que los niños salvaron el barco y ayudaron a capturarlos y salvar a la Maestra Malai.¬ Si, me imagino, respondió Muy.
            ¬ Vayan pues a hacer su petate con lo que necesitan, Rasu los debe asesorar y no olviden sus figuras doradas. Rasu dijo,      ¬ No se preocupe Sargento. Yo les diré lo que deben llevar y lo que no. ¬ Muchas gracias Rasu dijo Wu el padre de Aya.
            Cuando salieron Rasu y los niños, Muy y Wu se quedaron hablando en voz baja, ¬Esto me da mala espina, que sea un viaje confidencial y que tengan que ir los niños, sin preparación marítima, dijo Muy, ¬ Pues entonces es bueno que vayan en un viaje de preparación, dijo Wu. ¬ Tal vez tengas razón, además se pueden cuidar mejor que nosotros, le dijo bajando más la voz, cuando los llevé a hacer el mapa y los había encaminado. Unos bandidos me atacaron con katanas y solo traía mi bastón, me las estaba viendo muy difícil, porque no eran inexpertos. ¬ Y ¿qué pasó? Pregunto Wu ansioso.   ¬ Pues los niños al oír los golpes y las espadas se regresaron y en lo que te lo cuento los bandidos ya estaban noqueados y amarrados y a los niños ni siquiera los vieron.    ¬ Que bueno dijo Wu, ya me preocupa que sean tan conocidos, por eso nos alegramos de que se puedan quedar tú y Anhu, tendremos más pretextos para venir y más lugar para traer a los hijos de vez en cuando. ¬ Así lo pensé yo. Y se hizo el silencio cuando entraron las señoras con las raciones de los niños y una bolsa de golosinas para Rasu. ¬ Muchas gracias dijo el muchacho, no se hubieran molestado, mi mamá también me hace comida, ¬ pero no como esta, dura mucho y no se endurece y repone las energías.                       
                ¬ Muchas gracias, ya tienen sus petates y cosas listas, es un alivio que no sean de familias de aquí, por lo general tienen tantas cosas que quieren llevar, medicinas, juegos, comida como si no les fueran a dar en el barco. Dijo Rasu¬ La vida en la ciudad corrompe dijo Muy, se compra más y se camina menos. ¬Así es señor, cuando me eligieron a mí, veníamos con una mano adelante y otra atrás, como dicen en mi pueblo. ¬ Y ¿Cuál es tu pueblo? Preguntó Wu. ¬ Somos de la Provincia de Lampang, de un pueblito llamado Lino Hagar.
              ¬Pues somos casi de la misma zona muy cerca de Lampang, de Odec Lesar, de dónde vivimos nosotros hacemos 10 horas caminando y 2 a caballo dijo Muy. ¬ La mayoría de los que estudian en La Gran Biblioteca son de esa zona. Dijo Rasu.     ¬ Y ¿cómo cuantos son la mayoría? Pregunto Wu ¬ Casi 150 alumnos de todas edades y como 30 maestros y muchos más en otros puestos. Dijo Rasu  ¬ Y ¿saben que es lo que causa esto? Preguntó Wu.             
            ¬ El Don. ¬ Y, ¿porque hay tantos con el Don en la zona? ¬ Hay muchas teorías dijo Rasu, desde la gran cantidad de cuevas, grutas y cavernas que permitieron subsistir en mejores condiciones que en las demás provincias. Otras como mi mamá dicen que la cantidad de cavernas con figuras de Buda principalmente y otros como los Maestros de la Biblioteca creen que fueron elegidos.
  ¬Bueno ya tendremos tiempo de platicar más del asunto y que tu madre se una a la conversación, los niños la aprecian como a ti. Dijo Muy. Rasu se levantó y dijo, ¬se supone que yo voy a cuidar a sus hijos, pero creo que será al revés. No le temen a nada ni a nadie y sacan habilidades que ni ellos mismos sabían que las tenían. ¬ Se algo al respecto Rasu, pero cuídalos de sí mismos y su falta de temor. ¬ Así lo haré e hizo una caravana a los señores y fue a la cocina a despedirse y agradecer a las señoras. ¬ Por favor díganle a sus hijos que pasaremos a las 7 en punto por ellos. ¬Gracias, te los encargamos dijo Wattana la madre de Aya.



RANKU, EL PRINCIPIO.

Capítulo   I                                                                                                                                                                       Odec Lesar.                                                                                     El chillido del recién nacido era realmente desquiciante, nadie creía que  se fuera a lograr, durante muchos meses, Anhu su madre luchó denodadamente, la partera Anacka una matrona de 90 kilos con cara simpática y voz de trueno,  le decía que tomara el té de luna para terminar con el calvario, pero Anhu nunca se rindió, cuando nació él bebé cabía en la palma de la mano de su padre, que de inmediato supo, cuál iba a ser su nombre.                                                                                       
               Ranku, que significaba, “El Hombre de Acero” y nació en  Odec Lesar, un pequeño pueblo  en la Provincia de Yala. En lo que antiguamente se conocía como Tai-Land antes de la Gran Guerra (GG) muy al sur, habían, pasado más de 500 años y ahora todo era diferente, Yala, era una tierra hermosa llena de plantas y árboles, animales salvajes y domesticados, y fue gracias a sus grandes cuevas y grutas que gentes y animales sobrevivieron en mejor estado que todo el mundo, y por eso conservaron muchas de sus tradiciones y rasgos físicos, los ojos menos rasgados y el color de piel más bronceado. Yala no quería ser parte de ningún otro estado totalitario y resistió más de 100 años para convertirse en una de las Provincias Orientales, ya que de Yala provenían los guerreros más aguerridos,  los Escritores de Libros más dotados y los Maestros de ahí, eran deseados por la Gran Biblioteca de las Provincias Orientales y por otras más, su destreza era legendaria en muchos aspectos. Los niños aprendían a escribir, meditar, pelear, desde los 5 años y ahí entre los 10 y 12 años de edad, eran elegidos, para alguna de las academias, La de Yala atraía a escritores, Maestros de meditación y  matemáticas y muy pocos llegaban a la Gran Biblioteca, pero no adelantemos la historia.                                                    
            Anhu le dedico mucho tiempo y empeño a sacar adelante a Ranku, que al año ya hablaba y caminaba y a los 3 años ya podía meditar y aunque era pequeño para su edad su madre lo enseño a ser fuerte y amable, disciplinado y alegre.                                 
            Cuando Ranku cumplió los 5 años, Anhu ya respuesta y con su bella sonrisa dividiendo su rostro, lo llevo de la mano a la escuela, era un niño delgado y pequeño para su edad, el embarazo tan dificultoso, cobró  su factura, afectando la salud de Anhu y el desarrollo de Ranku, lo que le acarreo, ser blanco de las bromas y apodos de sus compañeritos de salón, que le decían enano, pulga, piojo, bebe y otras por el estilo, al principio se reía, porque no lo percibía como un insulto, sino como un error de sus compañeros, hasta que con él tiempo a los insultos, se juntaron con los golpes y las vejaciones. La vida fuera de casa se volvió un infierno para él. Pero era demasiado orgulloso para decirles a sus padres la situación, él la debía arreglar solo.  Sus 3 hermanos ya eran muy grandes para defenderlo, ya no estudiaban y trabajaban duro para ayudar a la casa, pronto se irían o casarían y necesitarían una dote para iniciar una casa. Pero a Ranku lo veían solamente como causa de problemas para su madre.                                                                                       
                 La primera vez que su padre lo vio llegar con un ojo morado y la ropa rasgada no esperó, ni fue a la escuela, él sabía lo que pasaba, le preguntó a Ranku ¬ ¿Es uno o son varios? , ¬muchos respondió Ranku ¬ Yo te voy a enseñar a defenderte y a defender a los más chicos. Desde ese día su padre que era Sargento en el ejército de Yala y un luchador temido,  todas las tardes durante al menos 2 horas, le mostró las más sencillas pero más efectivas defensas a los golpes, contra uno, dos y hasta cuatro enemigos. Ranku sudaba, pero no cejaba ni se quejaba de su entrenamiento, a veces sus hermanos ayudaban en su fortalecimiento y eso hacía que su Padre se sintiera orgulloso de él, la madre de Ranku, no quería que su hijo se convirtiera en un soldado, le dedico más tiempo en su meditación y le enseño cosas que ningún niño conocía. Fue la primera que detectó “El Don” en su hijo, pero eso significaba que debían ocultar sus habilidades, solo eso lo salvaría del ejército.    Cuando en la escuela empezaron las clases de Artes Marciales Y Meditación, él ya tenía 7 años y estaba muy por delante de todos, aunque por consejo de su padre no lo demostró, solo en las peleas uno a uno,¬ Ahí les vas a enseñar a respetarte, Ranku le decía a todo que sí, pero no le hacía feliz golpear a sus compañeros, dentro de su cabeza se llevaba a cabo una lucha, que detectó su madre, la cual le tuvo que decir, ¬ hasta a tus amigos les debes enseñar a que te respeten, si no nunca serán tus amigos, te tendrán lástima, pero cuando los venzas, nunca los humilles, porque entonces tampoco te querrán. 
              Todos esos consejos de su padre y de su madre se grabaron como fuego en el acero. Llegó el día esperado, le tocó combatir al final del entrenamiento con uno de los mejores en los ejercicios previos al igual que Ranku. Se pusieron en guardia y a Ranku le tocó Polang más gordo que fuerte, pero lo suficientemente grande y pesado para doblar el volumen de Ranku,  Polang se relamía los bigotes, al pensar que le tocó el enano, como él le decía. Le sacaba casi toda la cabeza.  Polang le tiró una patada sin mucha convicción, porque pensaba que Ranku no la iba a parar, Ranku solo le tomó el pie con la mano se lo jaló y lo tumbó al suelo, pudo irse sobre él y acabarlo, pero sabía que debía de ir poco a poco, el siguiente intento de Polang era aprovechar  su fuerza y abrazarlo hasta que se rindiera, Ranku lo esperó y cuando Polang lo embistió se hizo a un lado y lo golpeo con el antebrazo en la garganta, cayó como fulminado, el maestro lo tuvo que llevar a la enfermería, pues Polang no podía respirar.                                                                                               
               El maestro regresó y siguieron los combates de parejas y solo hubo una con gran diferencia, donde el más grande del salón un niño burlesco y abusivo llamado Sang, casi le rompió el brazo a Dingalev uno de los más chicos y tímidos de todos. El Maestro prefirió suspender los combates, y meter a los niños a meditación. Ya a estas alturas Ranku podía sentir las malas vibraciones hacia su persona, sintió y vio que Polang y Sang hablaban afuera de la escuela y lo señalaban. Se acordó de los consejos de su padre, Si no puedes rehuir una pelea, enfréntala, pero con inteligencia, ve pensando cómo y a quién, Ranku caviló, el que me va a atacar primero es Sang y si me va venciendo, se va a meter Polang, entonces concéntrate en Sang.  
                Como lo previó Ranku,  Sang se adelantó y a mitad del camino debajo de un baobab (Árbol de zonas Tropicales) dijo; ¬ ¿Porque le pegaste tan fuerte a Polang? ¬ ¿Y tú porque le pegaste a Dingalev? Si es más chico que tú, ¬ Por lo mismo que te voy a pegar a ti. Sang tenía 3 años y 10 kilos más que Ranku, tenía que distraerlo y darle un golpe definitivo, ¬ ¿Me vas a pegar delante del Maestro? Dijo señalando con los ojos hacia enfrente, donde por supuesto no había ningún Maestro, Sang volteó y en ese momento Ranku le dio una patada en los bajos con todas sus fuerzas y Sang se dobló gritando cayendo de rodillas y agarrándose ahí, no debo dejarlo levantar, pensó y como estaba agachado le dio una patada en la quijada que lo noqueó  Se dirigió a Polang y le preguntó ¬ ¿tú también me vas a querer pegar?      ¬ No, yo solo venía acompañarlo. Pocos vieron lo que hizo Ranku, pero bastaron unos pocos, para que todo el pueblo lo supiera.
                Al día siguiente estaban citados los papás de los tres niños y también se presentó el papá de Dingalev. El maestro se paró, saludo muy solemnemente a los padres (los niños ya estaban en el salón), platicando lo que había hecho Ranku con Sang, y este decía que lo distrajo, pero que se las pagaría.
           El Maestro Arthit un joven fuerte, pero delgado y con facilidad para la Meditación, les dijo: ¬que se habían suscitado  algunos problemas durante el entrenamiento y afuera de la escuela.      ¬ ¿Y cuáles son los problemas? Preguntó el papá de Ranku. ¬ Qué su hijo les pego a dos niños, que tuvieron que ser atendidos en las Casas de Sanación.   ¿Maestro cuánto pesa Ranku? ¿25 kilos? Y ¿Cuánto mide? ¿Un metro?, ¬y sus compañeros golpeados ¿cuánto pesan? ¬ ¿35 kilos más o menos? Y ¿Cuánto miden? ¿Uno como 1.20 y el otro 1.40? ¬y no le voy a preguntar su edad, Por qué sé que son 3 años más grandes que Ranku. Ahora explíqueme ¿por qué no nos habló las primeras 10 veces que mi hijo llegaba golpeado a casa, sin su ropa y sin desayunar? ¬ Yo no lo sabía dijo el Maestro. ¬Pues es su obligación ver lo que hacen sus alumnos con los más chicos, - ¿Alguna vez nos venimos a quejar de los abusos?- Nunca,-  yo solo lo enseñe a defenderse, no a atacar ¡Y ahora me dice que mi hijo que fue atacado, golpeó en defensa propia a dos niños que entre ambos miden 40 cms más y pesan más de 20 kilos que él, y además son 3 años más grandes! El gran cuerpo de Muy, El Sargento sé cimbró.                             
             ¬ Si yo fuera el padre de esos niños, me daría vergüenza la educación y el ejemplo que les están dando a sus hijos. Dijo el Padre de Dungalev, que era pequeño de estatura, pero se veía fuerte como una vara de bambú.¬ Ustedes quieren agregar algo,  dijo el Maestro a los otros padres. El padre de Sang el señor Guang dijo, ¬es una vergüenza lo que tu hijo fue a contarnos, dijo a su esposa, lo sentimos mucho, le hicieron una caravana al padre de Ranku, que todos lo conocían como el Sargento, pero se llamaba Muy, que significaba duro.  Los padres de Polang, se levantaron también, el padre de Polang, un señor mal encarado carpintero del pueblo, de nombre Bo Tang dijo¬ No deberían pelear niños con tan diferentes tamaños, un día va a haber un accidente. ¬ Si, lo entiendo, no volverá a pasar, dijo el Maestro, cuando se quedaron solamente los Padres de Ranku, el Maestro les dijo:      ¬Además de ser bueno para pelear Ranku, hace todo mejor que los alumnos de su edad, los felicito,- se ve que ha recibido una educación muy completa en casa, nunca pierde los estribos, sabe Meditación Profunda y es amable con sus compañeros y sus mayores. - Es un fuerte candidato para la Academia de Yala ¬Quizá, dijo el Sargento Muy, pero le debe quedar tiempo para ayudarle a su Madre, por mi trabajo, salgo muy a menudo de Odec Lesar y sus hermanos trabajan en el campo y llegan casi de noche, no me gustaría que su madre se quedara sola tanto tiempo.  ¬ Seguramente en la Academia le acomodaran sus horarios y le darán una compensación económica, su hijo es muy brillante, uno en un millón, ¬ Ya no hay millones en este mundo Maestro. Y se despidieron.                                                  
                A partir de ese día nadie molestó Ranku y aquellos que eran agredidos, lo buscaban, la mayoría de las veces no tenía que pelear, su fama lo precedía, sus avances en la meditación eran increíbles, en la escritura era delicado, escogía las palabras adecuadas y cuando no las encontraba, iba a los libros y si no a los Maestros, no tenía miedo de preguntar. La Meditación era su materia preferida, ya que cuando aprendió a salir de su cuerpo mortal, su cuerpo astral le permitía volar, salía y se veía a sí mismo meditando, llegaba tan alto que no lo creía, una vez se encontró a una mujer, en la cima de una montaña, Malai se llamaba (Guirnalda de flores) Ella fue la extrañada, era la Jefa de Maestros de Meditación Profunda de la Gran Biblioteca de Timor (La Capital) ¿No eres muy joven para volar a estas alturas?    ¬ ¿Y tú no eres muy grande para hacerlo, has de pesar mucho? Ja, ja, ja se  rio con ganas Malai y le preguntó. ¬ ¿De dónde eres?¬De Odec Lesar. Dijo Ranku orgulloso. ¿Odec Lesar? Con razón, los mejores escritores de Libros vienen de ahí, ¬ ¿Cuántos años tienes? ¬Acabo de cumplir siete ayer y me llamo Ranku. Ya soy grande, Dijo él mismo ¬Ja, ja, ja, volvió a  reír Malai.  ¬  El Hombre de Acero. ¡Huy!- ¿Te debo temer? Pronto serás grande y pronto te veré en la  Gran Biblioteca. Y se alejó volando y girando,  ¬ Hasta pronto dijo Malai, Adiós le dijo Ranku. Malai regresó de inmediato. No, no adiós, hoy pediré que te manden a la Biblioteca y en una semana máximo estarás allá,   ¬ Pero yo no quiero dejar a mi familia, a mi mamá, a mis hermanos, a mi papá, ¬Pero perteneces a la Biblioteca. ¬ No, yo pertenezco a mi familia. ¬ Vamos a hacer algo, dentro de un mes iré a tu casa y veremos cada cuándo puedes ir a casa y cuándo a la Biblioteca y entre todos decidimos, ¬ Está bien, dijo con un mohín. Y se despidió con una caravana.                       
                 Ranku quedo preocupado, pues aunque últimamente había oído; que su destino sería la Biblioteca, él pensaba que sería la de Yala, donde vería a su familia cada fin de semana, irse a Timor sería ver a los suyos cada año, llegó corriendo con su madre y le contó lo que había pasado y ella le dijo sobando el cabello de su cabeza, ¬Fue un sueño, quizá te quedaste dormido y lo soñaste, ¬No, mamá no soñé, -bueno, en un mes estará aquí. ¬No te preocupes esperaremos  hasta dentro de un mes y si no pasa nada, ya no te preocupas más.     La vida en Odec Lesar, era casi rural, aunque era un pueblo con muchos habitantes, la mitad de los hombres trabajaban fuera y eso incluía a los niños con “El Don” (La habilidad de captar y escribir historias, siempre verídicas) Que la mayoría de las veces acababan recalando en La Gran Biblioteca de Timor  que era  notable y posiblemente  después de la de  La Cima, la Biblioteca más grande y avanzada del mundo actual, las cuáles mantenían magníficas relaciones, aunque un correo tardaba  de dos a tres meses, con buenas condiciones. 
          Las comunicaciones con palomas eran regulares. Como todo pueblo, las noticias volaban y Ranku ya era un personaje a los siete años, sus padres, trataban de mantenerlo en el piso, que no volara buscando hazañas mayores y sus hermanos también, se volvió una tarea familiar, mantenerlo ubicado y humilde. Al principio lo resintió, pero sabía que tenía que hacer lo que de él se esperaba.
Este es el principio de la vida de Ranku, ya hay 5 historias de este personaje, algunas las encontrarás en amazon.com Ranku.
Si te interesa saber más de Ranku, o hacer un comentario, puedes dejarlo en luistorressalas1949@gmail.com





LOS ESCRITORES DE LIBROS.
Prólogo y Capítulo I


                                                                           Prólogo

Esta historia trata de Ranku en su madurez, como un Maestro reconocido, si estás leyendo La Saga de Ranku, sabrás muchas cosas del futuro de Ranku joven, si no quieres adelantarte, sigue La Saga que nos lleva de la mano a conocer la vida de Ranku niño a Ranku adulto.
Esta Epopeya inicia en el año 575 D.G.G. Después de la Gran Guerra.
Una Guerra que causo la desaparición de  la mayoría de los países del mundo.   Por supuesto los causantes fueron los intereses económicos de las llamadas  superpotencias, que fueron las primeras en desaparecer del mapa; y la tierra donde habitaban, aún está en fase Naranja de radioactividad, es decir se puede viajar por sus terrenos, ríos y mares pero nada crece ni vive  aún ahí, ni los cálculos más pesimistas pensaron en la duración tan larga de la Radioactividad.  Y algo que muy poca gente sabía es que el EPM (Impulso Electromagnético) iba a afectar a  las líneas ferroviarias y eléctricas, que se convirtieron en conductores de la destrucción. Todo aparato eléctrico o electrónico quedó frito, aún a más de 100 kilómetros  de las vías o de las torres de electricidad.
Se lanzaron un millón de veces  más Megatones, que en la primera bomba en Hiroshima Japón en 1945. Más de seis mil millones de seres humanos murieron ese día.  Y la mitad del resto murió en el lapso de 6 meses.                                                                                                                                      
Durante más de 31 años la penumbra fue un diario amanecer para humanos y animales.  Los que sobrevivieron, consumieron lo que había en las tiendas, mercados y depósitos abandonados, nada se produjo y los pocos animales que sobrevivieron fueron cazados o murieron de hambre, muy pocos quedaron y de muy pocas especies.
Siete zonas que no recibieron impactos directos o nubes radioactivas estacionarias, mantuvieron la vida en el planeta, en condiciones infrahumanas, el conocimiento sobre muchas cosas se perdió, las armas, las máquinas, la tecnología electrónica, la cultura, las artes, la educación, desapareció. Las ciudades fueron abandonadas.
      En el año 31 DGG* 11,000 días después, llegó el primer amanecer, para muchos seres humanos, animales y plantas. La mayoría no conocía el sol. Pero ese día se disiparon las nubes.
    Poco a poco encontraron que si la unión entre ellos mejoraba.  Las posibilidades de sobrevivir  aumentaban  primero construyeron aldeas, que se volvieron pueblos, pueblos que se convirtieron en ciudades. Las máquinas y armas los más radicales destruyeron y los más sensatos los libros acumularon.
  La lucha duro centurias, hasta que el mundo encontró su equilibrio, los libros se mantuvieron, se catalogaron, se restauraron, la educación inicio de nuevo, con un enfoque distinto, donde importaba más el bien común, que la riqueza de unos cuantos.
La lección se había aprendido y con ese bienestar apareció “El Don”. La habilidad que tenían algunos para recopilar las historias perdidas en los años, en los siglos y aún en los milenios. Esto permitió a la humanidad acceder a un bienestar social y personal más auténtico, que el que existió en él pasado, basado en la tecnología y el consumismo. 
El Don también se presentó de diferentes maneras, Meditación Trascendental, Profecía, Telequinesis, Escritura Automática y otras más difíciles de detectar
Pero en este año que señalamos, la situación está por cambiar, si los anquilosados Tiranos de Oriente logran, sus planes completar, sobre las provincias que viven en paz.






Solo siete Provincias prevalecieron:    Las Zelandesas, Las Orientales, Las Africanas, Las Arábigas, Las Americanas del Centro y las del Sur y La Cima.




                           CAPÍTULO I
                   Ranku
Sobre un escritorio inclinado muy sencillo,  que solo constaba de una tabla grande inclinada sobre una base de 2 tablas unidas por un travesaño y un tintero con cálamos de diferentes tamaños, se veía a una mujer menuda, joven aún sin arrugas visibles, pero con el cabello completamente blanco, vestida con una túnica muy sencilla, blanca por completo, haciendo juego con su pelo, solamente una banda azul en su brazo indicaba su rango y  que con mucha gracia escribía sobre una hoja de pergamino de excelente calidad.
 De hecho la elaboración de hojas de pergamino estaba muy avanzada, y había una gran factoría encargada de hacer miles de estas hojas y sus tapas más gruesas, con las que se formaban los libros. Hechas con las mejores maderas y talladas bellamente.
Caminando con pasos cortos y veloces, llego Elda, una agraciada jovencita, baja y delgada pero rubia y hermosa, con una túnica blanca también, pero con una banda amarilla en el brazo, que indicaba que era escritora del recinto, hizo una reverencia con la cabeza y dijo:
      ¬Domini,  ya estoy de vuelta.
     ¬Elda, que gusto para mis ojos verte de nuevo en este recinto.
   ¬Ya era hora Domini, las vacaciones no son para mí, cientos de historias acudieron a mi mente y  aunque trate de anotarlas,  desgraciadamente algunas se perderán.
     ¬Es imposible para ti y para otros con el Don, no perder historias a lo largo de los años, lo importante es hacer tu lista de lo que va llegando a tu mente y luego,  tratar de evocarlas en el recinto y empezar a escribir, hasta agotarla y seguir con otra,  tratando de no morir en el intento.
     ¬Lo sé Domini, pero no deja de ser desalentador. 
     Pero cambiando de tema, es urgente aprobar la última remesa de pergaminos, que envió la factoría. Está en la carreta y a las puertas, ¿Quién está revisando en este periodo?
    ¬Por favor dile a Zuli que él lo revise personalmente, es quién mejor lo hace, se va a molestar, pero dile que yo te lo pedí.
    ¬En seguida Elda hizo una leve caravana que fue correspondida, salió del despacho de la Domini, saludó a los guardias y empezó a caminar dentro del recinto bajando niveles en una espiral que parecía interminable, con libreros curvos adaptados a la  espiral central y externa, de casi cuatro metros de altura,  después de casi 500 metros de camino, donde no había un espacio donde poner un libro más, con una luz mortecina pegada a la pared y parpadeando estaba Zuli, un hombre de color, de raza Zulú alto y con la cabeza rasurada y banda verde en el brazo, que indicaba que era Superintendente, estaba curando un libro.
      ¬Superintendente Zuli, no es malo para tu vista trabajar en este nivel, mientras no arreglen las luces.
    ¬Se volteó con un deje leve de enojo, que cambió en cuanto vio a Elda.
   ¬Elda, que gusto, pero hay una razón para estar trabajando, este es un libro muy controversial, y es mejor no mostrarlo a los novicios, ni a otros ojos indiscretos.
     ¬Disculpe Superintendente. ¬ Olvídate, aquí abajo y en casa de los títulos, solo Zuli para ti.
    ¬Zuli, la Domini me ha pedido que acudas a revisar el último pedido de pergamino, que está llegando, ¬ ¿Dijo, Porque yo?, ¬Porque eres el mejor,   según supe hubo problemas la vez pasada ¬ Sí, llegaron unos pergaminos contaminados y solo porque estaba yo en la puerta y olí el moho que empezaba a formarse en un paquete,  no entraron al recinto. ¬ ¿Lo ves?, por eso quiere que lo revises tú.
     Dejo el libro en reparación cubierto por una tela, tomo por los hombros a Elda donde se veía su banda amarilla y le dijo, ¬Acompáñame, tú me vas a suceder pronto en esta labor, Elda se sonrió y camino con pasos cortitos pero rápidos, para caminar al paso que a Zuli le gustaba llevar.
     Mientras en la puerta inmensa del frente,  de dos hojas hechas de roble, que resguardaban la aldea. Colocada estrategicamente entre 2 muros de piedra natural que rodeaban la población hasta los Riscos, que funcionaban como murallas protectoras. Un hombre de tipo oriental con algo que semejaba un sombrero cónico amarrado en la barbilla y un saco burdo colgado en la espalda, tocaba la puerta con su bastón y esperaba respuesta, después de varios toques, alguien se asomó por una atalaya.    
    ¬ ¿Asunto?, pregunto, un soldado con casco de hierro y una gran pica en la mano, Con tipo de soldado inglés del siglo XIII ¬Buenos y mejores sean sus días, dijo el oriental al soldado, Vengo a ver la Gran Librería. ¬ ¿Cuál librería?, aquí no vendemos libros. ¬Perdón pero mi hablar en lengua común es limitado. Por favor anuncie a la Domini que Wu Tan me envía, yo soy Ranku.
¬Espere ahí, veré quién lo puede atender, Las visitas a nuestra Domini están muy restringidas. Le agradecería si me dejara pasar, pues unos ladrones me vienen persiguiendo.  Ranku hizo una reverencia y se sentó en el suelo con las piernas cruzadas. Aun así se notaba la fuerza de sus miembros y su torso, su rostro mostraba al mismo tiempo amabilidad y una resolución a toda prueba. El soldado mandó a alguien y le abrió una puerta pequeña disimulada en la roca, pasó a Ranku y la cerró tras de él, al poco rato salieron unos 10 soldados armados y montados a caballo. ¬ ¿Dónde los vio preguntó uno de ellos?  ¬ Cerca de la posada, uno de ellos es oriental como yo y traen ballestas.  Los soldados salieron de La Cima a toda velocidad.
Al poco rato llego Ashi, una Superintendente dedicada al  protocolo y se dirigió a Ranku: ¬Maestro Ranku, es un honor tenerlo en La Cima, el Doctor Wu Tan nos escribió respecto a su llegada y su objetivo, pero pase le mostraré sus aposentos, soy Ashi, ¬Espero que no sean muy lujosos.   ¬ No se preocupe, le decimos aposentos, pero es un cuarto muy sencillo. ¬Será suficiente, gracias. Dijo con una caravana sencilla con la cabeza.
   Ashi luciendo su banda verde, le mostró el camino a su cuarto mientras le decía lo que iban observando esos son los establos, junto los cuarteles, por aquí vamos a las habitaciones,  al fin llegaron a el cuarto, era  un lugar con todas las paredes pintadas en blanco, con una gran ventana que daba a un jardín espectacular,  con una chimenea, que se encontraba apagada siempre en esta época del año, aunque el cuarto solo tenía una cama impecablemente tendida, y también un buró, un escritorio con papel tinta y varios cálamos, un pequeño ropero, en el cuál le mostró cobijas y almohadas, ¬Solo en caso de que las necesite, ¬ No lo creo dijo Ranku con una sonrisa, ¬el clima es muy benigno en esta época del año,  ¬ los baños están en este pasillo y la comida se sirve al oír la campanada. ¬Le agradezco mucho sus atenciones, ¿Cuándo cree que me podrá recibir La Domini?  ¬Probablemente se presente con usted en la comida, para conocerlo y agendar una reunión  formal.
Al irse Ashi, Ranku desenvolvió su pequeño petate, que solo contaba con un envoltorio que tenía un viejo libro, una túnica limpia color azul, unas chanclas limpias de piel, plumas, tinta, papel, un poco de yesca, una pequeña navaja, un pedernal, 2 manzanas y unas nueces que quedaron de su última comida, las colocó en un plato que estaba en su mesita de noche, busco velas o algo parecido y solo encontró una media esfera del tamaño de su puño y pegada a la pared, puso la mano encima para tocarla y una luz parpadeó, quitó la mano y el brillo se fue, intento frotándola y la luz fue aumentando y cuando la dejó de frotar, la luz permaneció encendida en un color ambarino casi amarillo.
Se llevó la túnica azul, las chanclas y se dirigió a los baños, había señales que lo guiaban, aunque no hablaba con perfección la lengua común, escribía y leía perfectamente, se encaminó al baño de los hombres, cuando llego a la puerta sintió la oleada de calor, lo que le trajo una sonrisa.
 Llevaba 4 meses sin agua caliente, entró y vio los letreros encima de cada piscina, agua caliente, agua tibia, agua fría, había varias personas en las piscinas de los extremos, por lo que se decidió por el agua tibia, algunos voltearon a verlo y comentaron entre sí, no sabía si se podía bañar desnudo o que era lo adecuado, cuando se le acercó un joven de unos 16 años en túnica amarilla y con una toalla en los brazos y sin ninguna cinta distintiva, se dirigió a él: ¬Maestro Ranku: soy Rul, me mandaron a orientarlo,  Ranku hizo una pequeña reverencia y suspiró, ¬que gusto conocerte Rul y en el momento más oportuno, ¬¿Si quiere bañarse con jabón? Lo hacemos en las tinas de atrás, hay una lista para usted, después podrá venir y relajarse a las piscinas y le recomiendo usar la fría al final.
Se recostó un rato en la tina humeante, disfrutando como cada poro absorbía el calor y sentía como le escocían las ampollas, recorriendo mentalmente como había cruzado medio mundo para llegar ahí, y como se sentía la paz, con solo cruzar la puerta de La Cima, la mitad de sus angustias se acabaron.
Desde que salió de la Provincia Oriental, [Lo que habían sido Tailandia, Malasia, Indonesia, Myamar y todos los pequeños países de alrededor, cuya capital era Timor ], había tomado 6 barcos, montado a caballo 1,100 leguas y quién sabe cuántas más a pie, se había extraviado, lo habían asaltado y gracias a su dominio de las artes marciales e imaginación había llegado sano y salvo y con el libro intacto, sin una moneda, pero El Libro a salvo, la mitad del viaje lo había completado.
Se froto con jabón y estropajos más de 5 veces y no quería desaparecer la mugre acumulada de seis meses de viaje. Una vez que se sintió limpio, se puso la toalla alrededor de la cintura y se encaminó a las piscinas, y al pasar por un espejo no sé reconoció se había avejentado como 10 años y había adelgazado otros tantos kilos,  cuando Rul se acercó para darle otra toalla, notó los moretones y heridas que había acumulado, ¬Maestro Ranku, ¿Qué le pasó, porque tiene tantas heridas? ¬Son las marcas de las leguas que he recorrido Rul.¬ No se vaya a meter al agua caliente, ahora le perjudicaría en vez de beneficiarlo, de haberlo sabido, lo hubiera llevado a las Casas de Sanación, ahí también tienen tinas y le hubieran recomendado la adecuada¬ No te preocupes, me meteré al agua fría y me vestiré, ¬No importa, le mandaremos a una Sanadora después de la comida. ¬ No será necesario, gracias de todas formas, Ranku se enfrió, se vistió y cuando caminaba por los jardines sonó la campanada que anunciaba la hora de la comida y se dirigió al comedor, ahí lo recibió Elda una mujer menuda, pero hermosa, con el pelo rubio y enchinado, la piel tostada y los ojos verdes, emanaba paz, ¬Hola Maestro Ranku, vengo a nombre de la Domini, le explicó cómo funcionaba el comedor. ¬Usted no tiene que levantarse, cada cocinero pasa con lo que preparó ese día y se espera a que lo pruebe y  le dé su opinión. ¬ ¿Y si no me gusta o esta fría la comida, lo debo ofender con mis comentarios? ¬No, no es una ofensa, es una ayuda para que haga mejor su trabajo, como saben que usted está aquí, algunos se atrevieron a cocinar algo de su Provincia. ¬No era necesario tomarse tantas molestias con un poco de fruta y vegetales hubiera bastado. ¬Maestro Ranku, sabemos del tiempo que le tomó llegar aquí, los correos que avisaban su salida y estimado de llegada, llegaron hace 5 meses, no imaginamos las peripecias y carencias de su viaje, una comida caliente será la mejor forma de compensar las penurias de su viaje, aquí nadie lo juzgara, incluso si come hasta reventar.
Una sonrisa dibujo el rostro de Ranku y agradeció a Elda por sus atenciones, ella lo acompañaría hasta que llegara  la Domini, mientras esperaban que  llegaba la comida, platicaron cosas intrascendentes, ya que él no podía hablar del libro ni de algunos pasajes de su viaje y Elda no podía revelar nada de La Cima sin autorización.
¬Maestro Ranku dijo la Domini haciendo una breve reverencia, es un verdadero placer y alivio tenerlo al fin aquí, me contaron de sus heridas y del tiempo que tomó su viaje, ha de haber sido un verdadero viacrucis. Ranku se paró y dijo: ¬Todo ha valido la pena, con solo ver la paz que reina en La Cima. Dijo Ranku con una pequeña caravana.  ¬ Una paz muy cara, pero todo sea por los libros, la fuente de todo el saber. Ranku hizo una caravana sencilla y tomó ambas manos de la Domini ¬Eso hizo que no me diera por vencido, en todo el mundo se sabe lo que han hecho aquí.
Aquí los libros  importan y el saber se acumula, en un ambiente de paz. ¬Si, dijo la Domine en voz baja, pero mientras más se sepa más peligro corremos,  Ranku asintió con la cabeza. Elda se disculpó y se fue a otra mesa.
Les llego primero una sopa de apio que el propio cocinero con su cinta morada en el brazo les sirvió, La Domini le dijo, ¬Aegeo esta exquisita como siempre, ¬Concuerdo dijo Ranku, A Aegeo se le pintó una sonrisa, hizo una caravana y paso a la siguiente mesa. ¬Que sistema tan original y propositivo para servir, dijo Ranku. El que se califique nuestro trabajo diariamente, nos hace mejorar día a día. Contestó ella ¬Y los que se lo toman a mal, dijo Ranku.¬ Esos se van solos a otras actividades fuera del recinto, es un requisito saber aceptar la crítica y querer mejorar a diario. En cuanto terminaron la sopa les llegó una ensalada de vegetales con frutas y miel, Ranku la probó primero, asintió con la cabeza y después dijo¬ No tengo palabras, es un concierto de sabor para el paladar, ¬Concuerdo dijo la Domini, te luciste Baro la combinación fue exacta, ¬Gracias Domini, Maestro Ranku, hizo una caravana.
Llegó un cocinero con rasgos orientales  y les traía langostinos al curry, Ranku volteó y cuando vio la cara del cocinero le brillaron los ojos,   ¬ ¡Sunan! Gritó y se levantó a abrazarlo, ¬Te dábamos por muerto. Sunan sonrió y haciendo equilibrios con la charola le dijo: ¬Pasaré más tarde por sus habitaciones Maestro Ranku. La Domini que observaba el encuentro, dijo ¬ Sun, ahora si superaste todo lo que habías hecho, esto es un deleite a la vista y al paladar. ¬Pruébelas  Maestro Ranku. ¬Por supuesto Domini, me deje llevar por las emociones, Ranku probó los langostinos tomándolos con las manos y escurriendo la salsa por las comisuras de los labios. ¬Un placer absoluto, te felicito Sunan, te veré más tarde.
Una vez terminados de comer incluyendo un soberbio postre de almendras y chocolate, La Domini se dirigió a Ranku. ¬Maestro, hay algo en que pueda ayudarlo, además del propósito de su visita, ¬Si Domine, hay algo necesito dejar en un lugar seguro, el libro que traje, antes de que lo discutamos, espero que me conceda el favor de hacerlo, lo más pronto posible, ¬Claro Maestro Ranku enviaré a Elda a recogerlo. 
 ¬ Disculpe Domine, no es que desconfíe de Elda, ella es encantadora pero quisiera entregárselo personalmente a usted, ¬No hay problema, tengo todavía 10 minutos libres y lo acompañaré a sus habitaciones a recogerlo. ¬Se lo agradezco mucho Domini, así como el baño, la comida y la compañía.
  Se levantaron y después de agradecer al personal de la cocina por la mejor comida de su vida. Ranku y la Domini fueron hacia las habitaciones de este. El golpe fue tremendo, cuando vieron el cuarto totalmente deshecho, el colchón de paja rasgado, el ropero y demás muebles rotos, Ambos se quedaron callados por un instante y la Domini preguntó¬ ¿Y el Libro? ¬No se preocupe Domine, tomar precauciones, nunca de más. Y empujo lo que quedaba del ropero y con su pequeña navaja escarbó hasta aflojar la baldosa, la levantó y sacó el envoltorio con el libro adentro. ¬ Maestro Ranku,  ¿Qué lo ha hecho sospechar?    ¬la experiencia Domini, ¿Quién recorrería medio mundo para traer un libro que no sea de gran valor?¬ Pero aquí sabemos que todos los libros son preciosos. ¬Y sin embargo hay muchos de ellos restringidos a la gente común. Todo lo prohibido es deseable Domini.
¬Como dice Maestro Ranku, no está de más tomar precauciones, mando a llamar a Zuli,  qué llegó con 2 soldados de escolta, la Domine habló aparte con él y le entregó el  envoltorio, Zuli se despidió con mil disculpas por lo sucedido, que Ranku agradeció, mientras la Domine dio instrucciones para que le dieran otra habitación, mucho mejor y con llave que ella misma le entregó. Él se la colgó al cuello y se despidieron, haciendo una cita para el siguiente día, después de la comida.
Un poco más tarde se oyeron en la puerta unos leves toques,  Ranku se levantó del escritorio, donde escribía una carta para Wu Tan el Rector de la  Gran Biblioteca de la Provincia Oriental, le puso varias hojas encima y abrió con resquemor la puerta. ¬Maestro Ranku, ¿está usted bien preguntó Sunan? ¬ ¡Sunan que bueno que pudiste venir!, pasa siéntate, le colocó la silla frente a la cama y Ranku se sentó, ¬Cuéntame, ¿por qué desapareciste?
¬Te voy a pedir que sea nuestro secreto Ranku, dijo Sunan más en confianza, no salí muy bien de allá. ¬Por supuesto, no te preocupes, veo que dominas muy bien la lengua común, ¬Mis hijos se han empeñado en que así sea, ¬Dime, que pasó,  ¿por qué saliste así; y tu familia?¬ La familia está aquí conmigo y la verdad son muy felices, mi esposa trabaja en la Factoría de pergamino y mis hijos están estudiando para incorporarse al Recinto. Ya era imposible estar allá, sabía que me matarían a mí y a mi familia, tarde o temprano, te lo juro Ranku yo no robé ese libro. ¬ ¿De qué libro me hablas? ¬Cuando salí de La Provincia Oriental, traía el encargo de traer un libro a La Cima  y a unas 100 leguas de aquí nos asaltaron a Fo Wang y a mí, llegué acá solo y sin el libro, por supuesto que no cumplí ninguno de mis cometidos, y en Las Provincias fui acusado de la muerte de Fo Wang y del robo del libro, ¬ ¿Y por qué llegaron a esa conclusión? ¬ Porque los soldados me encontraron unas cuantas monedas de oro encima, que me había dado la Domini para mi regreso. ¬Nosotros nunca supimos de ti, ni de tú juicio. ¬No alcanzó a haber juicio Ranku, cuando conocí La Cima y a sus moradores, supe que era lo que yo quería para mi familia, así que mientras estaban las investigaciones escapamos de la Capital, en una carreta de arroz ocultos, pero con el poco dinero que teníamos logramos llegar a La Cima y me permitieron trabajar aquí aunque alejado de los libros.
¬ ¿Y no lo extrañas?, ¬ya no, los primeros meses fue difícil, pero mis hijos heredaron el Don y están a punto de ser admitidos en El Recinto. Y a ti Ranku ¿Cómo va tu vida, Aya? ¬Ella murió, ya hace 18 meses  ¬Cómo lo siento, Aya era muy querida por nosotros,  ¬ por eso estoy aquí, nunca la hubiera dejado sola tanto tiempo, imagínate me tarde seis meses en llegar, ¬Si, supe de tus peripecias, del intento de robo, de hoy. ¬Ya se supo todo, preguntó extrañado Ranku,  ¬Casi todo y por supuesto con sus exageraciones, pero cuéntame tu viaje. ¿Por qué tardo tanto? ¬Creo que me seguían, me robaron, me asaltaron y me libre de morir por un pelo de cabra, pero pude conservar El Libro y creo que me quedaré algunos meses a estudiar y a escribir en la lengua común.
Después de un silencio, común entre los de la Provincia Oriental, Sanan se dirigió a Ranku. ¬ Nadie debe saber que estamos aquí. ¬ ¿La Domini sabe cómo saliste? ¬Sí, ella no dirá nada, ¬Entonces nada temas, hay miles de leguas, para que alguien se tome la molestia de hacerlo. ¬Eso espero, pero eso no quita el placer de tu visita, espero poder hablar contigo algunas veces. ¬Yo  te mandaré llamar y así sabrás que puedes venir y que estoy solo. Sunan se levantó tomo las dos manos de Ranku y le hizo una caravana corta, gracias Ranku, nos volveremos a ver. 
Ranku, sintió el cansancio de 6 meses de viaje y privaciones, el banquete de hoy, solo fue un grano de arena en una playa, pero él sabía, que cuando regresara, estaría repuesto, viviendo en este paraíso, aunque lo del intento de robo lo tenía inquieto, en cuanto puso la cabeza en las sabanas y almohada blancas, se durmió en un sueño sin sueños.   
Cuando Sunan llegó a su casa, la plática era sobre la llegada de Ranku, el intento de robo, las atenciones de la Domini, el libro y Sun. Él les contó su día y su plática con Ranku, y de la muerte de Aya. Meditaron  juntos unos minutos y las angustias disminuyeron y al poco rato las risas volvieron a entrar a su casa.
La mañana llegó con un cielo rosado y los trinos de los pájaros en su ventana.
Ranku se levantó con una sonrisa y paz en su alma, hacía tanto que no se sentía así, quizá desde que su esposa todavía vivía, no lo había aceptado por completo, aún sentía ese rencor en una esquinita de su corazón, culpaba a los dioses por su muerte, ¿Por qué no lo habían escogido a él? Y lo supo por fin, ¿qué haría ella si el no estuviera ahí? Sin Sunan, sin  su amiga Lawan. ¿Quién habría llevado el libro?, ¿Cuántos más tendrían que morir o huir, por ese libro? Sabía que Sunan solo había sido un señuelo, ¿cuántos más lo habrían sido? Solo él sabía cuál era el verdadero y su valor. Pero él no decidía quién lo llevaba y quién no.
Se enfiló hacia los baños, le extraño que Rul lo volviera a recibir, quiso preguntarle cuantas horas al día estaba ahí, pero no lo hizo, recibió su toalla con una sonrisa y una caravana, la cual Rul respondió. Solo se lavó como lo hacía en los riachuelos que encontraba en el camino, la diferencia era la temperatura del agua y el jabón, se puso su túnica azul y se dirigió al comedor.
Elda lo recibió con una sonrisa y una caravana a su estilo y el correspondió a ambas cosas, ¬esta vez tendré el placer de desayunar con usted Maestro, ¬Qué bueno, así sabré lo que debo comer. Ambos rieron y se dirigieron a la única mesa que estaba ocupada, solo 5 personas estaban en la mesa larga como un camino, todos se levantaron al llegar ellos a la mesa, sonrieron e hicieron una caravana. Cuando se sentaron  Ranku se acercó al oído de Elda y le preguntó ¬ ¿Siempre nos tendremos que levantar cuándo alguien llegue? Elda sonrió y le dijo¬ Por supuesto que no Maestro, es una deferencia a su rango, ¬ ¿Y cuál es mi rango? ¬ Es como si la Domini se sentara en esta mesa, todos se levantarían. ¬Pero yo no estoy ni cerca de ser un Rector o Domini, ¬Quizá no en su patria, pero aquí sabemos quién es usted y lo que ha hecho. Eso le da su rango en La Cima. ¬Nunca supe que tenía rango, ni aquí, ni en Las Provincias Orientales y mucho menos en el camino.
El desayuno tenía una mecánica diferente, había 2 fuentes, una con frutas, verduras, miel y hogazas de varios tipos de pan. Y otra con pescado crudo y cocido, arroz salvaje, judías, salchichas blancas y huevos cocidos. Y cada quién se servía lo que quería.
Ranku estaba feliz, dijo ¬Voy a salir como un Gordo sonriente. ¬Cualquiera que hubiera visto su aspecto al llegar sabría que necesitaría más de 6 meses para engordarlo. Dijo Elda. Los dos rieron con ganas, que hasta los pocos que desayunaban voltearon a verlos.
Salieron del comedor, y Elda lo llevo a conocer el complejo, le enseño el jardín de la meditación, con flores y plantas que solo había visto en los libros, ahí volvió a suspirar por su esposa Aya, Luego pasaron tan cerca Del Recinto  que vieron el gran lente y las lonas que protegían la entrada de los rayos del sol, se elevaban como si fuera una nave española en la mitad del mar verde, que era el césped que abundaba por todo el complejo, Elda le explicó lo que era y le dijo, ¬Solo la Domini puede mostrarle “El Recinto”, dijo con pena. ¬No te preocupes todo a su tiempo, pero se acercaron a “La Espera”, con sus lonas color naranja ¬ Aquí es donde los libros esperaban para ser catalogados en “Biblos” o en “El Recinto”. ¬ ¿Y si no es una pregunta indiscreta, cuántos libros hay aquí? ¬ Si lo supiera se lo diría Maestro, pero solo sé que en este lugar, son más de cien mil y siguen aumentando, aquí se limpian, desinfectan, curan, componen y evalúan,  se determina cuál es su lugar, si va al Recinto a Biblos o se recicla. Mire por aquí se va a Biblos, también se veía como una nave en alta mar pero con las velas verdes. ¬Maestro, no le puedo mostrar mucho más del Recinto, pero si puedo mostrarle el pueblo de  La Cima. ¿Qué dice? ¬ Me parece excelente, ¿Por dónde salimos? ¬ Por la puerta trasera, está atrás del Recinto.
Cuatro soldados resguardaban la puerta, que permanecía cerrada con una gran tranca del tamaño de un árbol, per había una puerta más chica dentro de ella que permanecía abierta desde el amanecer hasta el ocaso. Por allí pasaron sin problemas, todos conocían y querían a Elda y los rumores de la presencia y conocimientos de Ranku, ya habían permeado entre los guardias y media ciudad.

                                                   

Si te gusto lo que estás leyendo acude a amazon.com y lo podrás leer por un precio simbólico.
Si quieres hacer un comentario mándalo a luistorressalas1949@gmail.com

jueves, 16 de noviembre de 2017

Miguel Luis Torres y Xammar. Ciencia Ficción             
    www.amazon.com Los escritores de Libros. de Miguel


www.amazon.com Ranku the Begining (en Inglés)
                                 y Ranku. el Principio en español
www.amazon.com ranku la isla de los caníbales



Próximo a publicar, lee el primer capítulo aquí.

Bienvenidos al Blog de Miguel Luis Torres y Xammar

Conozca los datos que llevaron al autor a Publicar Ranku

Del Autor.
Cuando realicé mi primera obra de Ciencia Ficción, Los Escritores de Libros.
 El Personaje principal de la obra, Ranku me llevó a territorios desconocidos, mi plan era diferente, pero el personaje se opuso y me llevó por otros derroteros, lo que me obligó investigar mucho más sobre la Cultura Tailandesa, sobre Meditación y sobre los valores que rigen hoy día y los que el personaje pide.
Ranku ha cambiado, su comienzo no fue sencillo, pero su tenacidad y orgullo lo llevó a La Gran Biblioteca de Timur y en un mundo post apocalíptico  en él cuál han pasado 500 años desde la Gran Guerra, nos encontramos con un mundo casi medieval, pero con diferentes valores.
Ranku, Aya y Sunan los mejores amigos me enamoraron, porque cuando escribo, no sé lo que va a pasar, hasta que ellos actúan. Y haga lo que haga el final siempre lo determinan ellos.
Lo que me hace escribir más de prisa, para saber que va a pasar, actualmente ya estoy terminando la tercera entrega de la Saga.
Esta situación de Ranku y la habilidad de escribir libros de manera automática, la he sentido, como si una fuerza te guiara, por una historia que ya existe y quiere ser contada de determinada forma.
Me ha sucedido que me empeño en escribir por un camino elegido por mi de forma determinante y en la noche sueño otro camino que suena más congruente y  acabo cambiando la trama. En el fondo esa es la trama del primer libro. "Los Escritores de Libros" . ¿Por qué nacen personas con la habilidad de escribir libros, que ya fueron escritos en el pasado o serán escritos en el futuro.
      Aquí encontrarás los primeros capítulos de mis obras, gratuitamente, solo te pedimos un comentario y si puedes una recomendación, todos los podrás encontrar en www.amazon.com
en amazon.com.mx y en amazon.com.es
      En papel o electrónica y si estas registrado, de manera gratuita. La Saga ha tenido buenos comentarios, pues ahí aprendemos en donde provienen las habilidades de Ranku y que elementos influyeron en su formación.

jueves, 17 de agosto de 2017

Ranku II en La Isla de los Caníbales


Ranku II en la Isla de los Caníbales se publicara pronto, 
Ranku II Cannibal Islans on Exhibition Sun
amazon.com ASIN: B0773MZQ9D

Prologue
Year 544 ABW, After the Big War. Where the most important cities of the world disappeared, because of some mad men that thought they were right.
There’s never a good reason for a war, a June 3rd 45,000 atomic, nuclear, fission, fussion  bombs were thrown and all of them exploded in a lapse of 5 days. With a destructive power that was never seen before, immeasurably, all of the machinery, cars, airplanes, and tank trucks were left fried by the EM: Electromagnetic Pulse of the bombs that the train tracks and lighting towers use to expand their reach up to infinity and fry the electronic components of the machinery. There was nothing left. Technology was wiped out from Earth’s face and then the Atomic Winter came. There were human survivors, animals, and plants in just seven areas that outstayed 31years with no sun, where they hate what was left in abandoned houses, supermarkets, and warehouses. Only a few plants and animals stood up after so many days in the dark, with barely having food and surviving being eaten up.
But, more than 11,000 days went by after TBW, and finally, the sun and for the first time, the Earth started to regenerate. People had lived so much violence and limitations, that ire was gone and “The Gift” that allowed the chosen ones a lot of things, among them; detect tales of a hundred of years, sometimes millenniums, in the future and the past. The most radical ended up with the rest of the technology that was left and the wiser went out to search, keep, and gather books that, added up with the scripts with “The Gift”, allowed the  human race to reborn.
A new culture started to develop, of isolated groups of people, villages were made. From villages, towns, and from towns, cities were born.
It was proven that people were happier when they worried about common benefits, than by individualism and consumerism. A new Earth was born.
But there are some villages that did not learn the lesson and almost complete their plans of stablishing domain about the villages that live peacefully.
The American villages of the center, and the southern ones. The Zeal, the Eastern, the Arabic, the African, and the Top. They were the only ones left.
In the next years, the situation was about to change, if the Tyrants that still govern the Eastern villages happen to get their plans done.
This is how the story of war between good and evil starts. You have to be a witness about what will happen, so we can take care of our future.

“The Gift”
After more than 50 years of TBW being over, people started to notice that kids that were above 7 were telling veridical stories about what occurred BTBW. Stories of hundreds of years ago. Or even millenniums before. At first, they were taken by fools, until they found out that kids could write books of more than a thousand pages, without a single mistake made, as they were compared with found books in hidden libraries among the rubbish of antique cities.
The stories about the future were also considered true, even if they were near or far, which provoked that these kids were haunted by two antagonistic teams: the armies that were formed, although the lack of resources, and weapons, and in the other hand, books that began to be treasured as pure diamonds.
In some of the areas the reason prevailed and around the biggest libraries, cities were built.
At the same time, other poor abilities began to stand out: meditation, telekinesis, automatic writing, and many more that this book will be discovering as pages go by.